Desarrollamos aplicaciones de escritorio rápidas y robustas para las tareas más críticas.

Aplicaciones propias, despliegue de nuevas versiones de forma centralizada

Cuando el rendimiento y el entorno lo requieren, desarrollamos aplicaciones instalables que aprovechan eficientemente los recursos de CPU.

En un mundo cada vez más internetizado, las aplicaciones de escritorio siguen siendo necesarias, por eso desarrollamos en los principales lenguajes y apostamos por ellas cuando por razones de cálculo, seguridad o de proyecto son necesarias.

Este tipo de aplicaciones también se comunica con otras aplicaciones y sistemas si es necesario. Disponemos de un sistema de actualización automático propio que permite el despliegue de nuevas versiones de forma centralizada.

  • Windows
  • Windows CE
  • Linux
  • Mac OSX